319 vistas

INTOXICACIONES ALIMENTARIAS en CASA

INTOXICACIONES ALIMENTARIASINTOXICACIONES ALIMENTARIAS esto es lo que haces mal en casa

Según el estudio Global Consumer Food Safety and Quality de 2016, los consumidores valoran las marcas blancas pero se cuestionan su calidad y su seguridad y tienen inquietudes acerca del origen de los alimentos.

Además, los consumidores creen que los fabricantes son los responsables de la calidad y de la seguridad de los alimentos y se informan sobre temas de alimentación a través de los medios de comunicación y cada vez más, por medio de las redes sociales.

El estudio aseguraba asimismo que cada vez hay menos confianza por parte del consumidor en la información del etiquetado de los productos.

Estas cosas hacen que nos interesemos también por cuestiones como son las intoxicaciones alimentarias. Un 34% de los brotes se producen en el hogar y entre los mas comunes está, por supuesto, la salmonella.

Tal y como informa Mª Paz Sánchez, jefe de la Unidad de Microbiología del Laboratorio de Salud Pública del Ayuntamiento de Madrid, la mayoría de los brotes son de origen desconocido si bien un mal tratamiento térmico y las contaminaciones son las causas principales de su aparición.

Mª Paz Sánchez asegura que como consumidores tenemos derechos, pero también deberes.

«Una intoxicación alimentaria no es fruto del azar», dice la experta.

Y nos explica que hay muchos factores que contribuyen a la contaminación de los alimentos y que hay muchas cosas que en casa hacemos mal.

Te comentamos algunos ejemplos

COSAS QUE HACEMOS MAL EN CASA

Usamos una misma tabla para cortar varios alimentos (y hasta un mismo cuchillo): esto se denomina «contaminación cruzada»

Nos equivocamos al pensar que la congelación es un método de esterilización. Al congelar no matamos bacterias

No descongelamos los alimentos como deberíamos: las descongelaciones se deben hacer siempre en refrigeración y no a temperatura ambiente porque favorecemos la proliferación de bacterias

No compramos en establecimientos garantizados ni nos fijarnos demasiado en el etiquetado

Rompemos la cadena de frío a la hora de hacer la compra: deberíamos coger primero los alimentos no perecederos y terminar por los refrigerados y los congelados

Cocinamos por debajo de la temperatura adecuada: deberíamos cocinar a una temperatura superior a los 70 grados

No nos preocupamos de usar agua potable para cocinar y es fundamental

Llenamos los tuppers hasta el límite cuando los vamos a refrigerar, deberíamos dejar espacio

Congelamos a temperaturas superiores a los 18 grados, deberíamos quedarnos siempre por debajo

De vez en cuando, recongelamos, no debemos hacerlo jamás

Mª Paz Sánchez nos recuerda además, que a la hora de guardar sobras en la nevera tenemos que tener en cuenta esta premisa: ‘lo primero que entra debe ser lo primero que sale’

Noticias Relacionadas

INTOXICACIONES ALIMENTARIAS Post sobre INTOXICACIONES ALIMENTARIAS

Videos Youtube

 

José Juan Rodríguez-Roselló Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.