AGUA RESIDUAL reutilizada gracias OZONO

AGUA RESIDUALEl AGUA RESIDUAL no se debe considerar como un residuo a eliminar, si no como un recurso. Los tratamientos avanzados de depuración han ido en aumento en los últimos años, hay procesos de purificación que suministran agua de la calidad deseada

La legislación exige la adopción de medidas de protección de la salud publica en el trato del AGUA RESIDUAL, ya que en todos los procesos existe riesgo de exposición humana a los agentes infecciosos.

El tratamiento del AGUA RESIDUAL tiene como fin la reducción o eliminación de los microorganismos patógenos, provenientes de cualquier origen bacteriano, protozoos o viral, además de la eliminación de olores o de otras sustancias que pudiesen tener un efecto negativo como puedan ser los sólidos en suspensión.

La tecnología del ozono es una posibilidad muy económica para la desinfección y purificación de las aguas residuales. Actualmente el uso del ozono en las plantas de tratamiento se está posicionando como la mejor opción posible.

Debido a la característica de ser el ozono un gas inestable, no se puede almacenar o envasar ha de generarse in situ y usarse de inmediato.

Su elevado potencial oxidante permite eliminar los compuestos orgánicos, los microorganismos patógenos y los sabores u olores desagradables del agua. El ozono destruye totalmente la proteína celular, enzimas esenciales para la vida microbiológica.

El proceso de ozonización es un proceso de oxidación avanzada, los componentes del proceso son: tratamiento de gas origen, generador de ozono, inyección del ozono en el agua.

Este proceso se desarrolla en dos etapas, la primera mezclar el ozono en el agua dispersado de tal manera que el área de contacto con el agua donde se inyecte sea lo máximo posible y la segunda es el contacto del ozono con los compuestos orgánicos e inorgánicos.

La incorporación del ozono al agua se realiza a través de difusores de burbujas mediante inyectores, siempre dependiendo de las dimensiones del lugar a tratar. Por regla general el uso del ozono se aplica en el tratamiento terciario del agua.

En resumen, cuando hablamos de reutilizar el agua residual después de su proceso, el principal inconveniente es la presencia de un grandísimo numero de microorganismos aquí el ozono se desmarca respecto a otros tratamientos, gracias a su gran poder microbicida, altamente oxidante y la capacidad de actuar catalíticamente con el oxígeno.

Su acción de eliminar bacterias, virus, protozoos y pequeños organismos pluricelulares. Además, se reduce la turbidez, el color y el olor aparte de reducir también MES Y DQO.

El OZONO la gran propiedad de estar denominada como tecnología «limpia» lo que la cataloga como única.

Principales características del uso del ozono:

• Acción oxidante y desinfectante muy elevada.

• Mejora los parámetros organolépticos, color y olor.

• Reduce turbiedad, sólidos en suspensión, DQO y DBO.

• Total ausencia de tóxicos. El ozono se transforma en oxígeno.

• Máxima eficacia contra micro contaminantes, siendo muchas veces el único oxidante capaz de destruirlos.

• Simplicidad en el montaje y automatización de los sistemas.

• Bajos costes de explotación.

• Re-oxigenación del medio acuoso.

Parámetros distintivos frente a otras alternativas:

• Ozono es más eficaz que la utilización del cloro.

• El cloro afecta a los niveles de pH, el ozono no.

• Productos químicos son sustancias peligrosas y de manejo delicado, se han de aplicar estrictas medidas de seguridad.

• Los químicos generan subproductos tóxicos.

Por todos estos datos expuestos anteriormente el tratamiento del Agua con Ozono es sin duda el mejor método posible, para hacer viable una calidad de agua para cualquier uso que se le quiera dar.

Noticias Relacionadas

AGUA RESIDUAL AGUAS RESIDUALES

Videos Youtube

 

 2,074 total views

INVESTIGACION Ozono21

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.