2.571 vistas

Sistema de refrigeración de agua el OZONO como biocida

 Sistema de refrigeración de agua Sistema de refrigeración de agua el OZONO como biocida

Fuente: OZONE SCIENCE & ENGINEERING

Traducido por OZONO21 I+D+I

Los Sistema de refrigeración de agua significa que el agua es el medio más común y eficaz de refrigeración en las industrias, sin embargo la mayor parte del agua contiene microorganismos causantes de la contaminación biológica de los sistemas el agua, lo que resulta en el flujo restringido, la corrosión y una menor eficiencia.

El cloro es el biocida más utilizado para reducir los microorganismos causantes de este problema. Pero existen efectos adversos del cloro debido a su toxicidad, por lo que las industrias están buscando soluciones alternativas.

Siendo el OZONO la alternativa mucho más eficaz que el cloro, porque además de tener más poder de desinfección el OZONO es natural y no deja residuos, después de eliminar a las bacterias, el OZONO se convierte en OXÍGENO.

PRUEBAS y ENSAYOS

El trabajo experimental en un laboratorio simulando un Sistema de refrigeración de agua ha dado unos resultados espectaculares sobre la efectividad del OZONO como biocida para el control y eliminación de la contaminación biológica.

El método de trabajo consistió como prueba en introducir biopeliculas de la bacteria Pseudomonas Fluorescens en los tubos de vidrio del Sistema de refrigeración de agua.

El AGUA OZONIZADA con una concentración de 0,1 mg /litro y con la velocidad del fluido en el rango 0,5 a 2,5 metros /segundo.

Los resultados fueron:

– El OZONO capaz de eliminar entre un 80 y un 90%, la biopelícula bacteriana de prueba.

– El OZONO con concentraciones < 0,1 mg /litro, es capaz de debilitar la biopelicula bacteriana, aunque se necesita un periodo mínimo de 3 horas.

– El OZONO con la concentración ≥0,4 mg / litro y la máxima velocidad (2,5 metros /segundo), el efecto del OZONO sobre la estructura de la célula bacteriana investigado mediante técnicas de microscopia electrónica, fue revolucionario porque la destrucción de las bacterias fue del 100%.

En conclusión, la efectividad del OZONO para la aplicación a escala real variará dependiendo de la morfología de bacterias y patógenos, de la biopelícula, la velocidad del fluido y la dosis de OZONO aplicada.

Noticias Relacionadas

Videos Youtube

 

José Juan Rodríguez-Roselló Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.