1.889 vistas

ALGAS en el Agua eliminadas con OZONO (2)

 Agua purificada con OZONO sin ALGAS EL tratamiento del Agua con OZONO es la respuesta

La planta Suquía, que abastece al 70% de la población, emplea OZONO y decantadores en su sistema de potabilización para enfrentar a las algas . Ante una explosión de algas inédita en embalses del mundo, los consumidores recibieron agua con mal olor y sabor durante tres meses.

¿Cómo es la rutina de la empresa en cuanto al control de las algas?

Aguas cordobesas primero monitorea el embalse todos los días. Se hace un conteo de algas. A veces el viento influye, las arrima a la boca de toma, genera agitación en el agua y mezcla los distintos estratos, cambia la temperatura y las que están abajo suben. Hay toda una dinámica compleja que está muy estudiada en el embalse. Entonces, por eso se realiza un monitoreo diario y se contea para ver cómo están compuestas. Por ejemplo, las algas de invierno no son las mismas que las de verano. Algas hay todo el año, lo que pasa es que las de olor y sabor hay más en verano: anabaena, por ejemplo.

¿Cuál es el segundo paso? ¿Cómo continúa el proceso?

Tras ese conteo en el embalse hay una estación de monitoreo permanente a mitad del camino hacia la planta potabilizadora. Una cosa es el embalse y otra el agua que viene desde allí. Esa estación de alarma temprana hace un conteo y si los resultados pasan ciertos parámetros, nos avisa con tres o cuatro horas de antelación. Esto nos permite, por ejemplo, prender la planta de OZONO, que no se aplica siempre, sino cuando hay una presencia de algas en tal cantidad que sea necesario realizar una predesinfección.

Estas cámaras son grandes porque tratan hasta 5 m3 de agua por segundo. Cuando se produjo el bloom de algas de 2010-2011 no bastó para neutralizar el olor y sabor.

De lo contrario, ¿con esa planta alcanza para que los cordobeses no tengan que consumir agua con mal olor y sabor?

Cuando hay algas del tipo anabaena, la percepción de nuestro panel de olor y sabor siempre siente algo, pero no la gente. Esto es porque los panelistas están más entrenados.

• Tras la ozonificación, ¿como continúa el proceso?
• Después se emplea el proceso tradicional, con decantadores.
• Será tradicional en Córdoba, porque en la planta bahiense no existen los decantadores…
• ¿No tiene decantadores? Qué raro. ¿Y que emplean?
• Por ahora, el agua va directamente a los filtros de arena.
• Acá, si hay algas, hay una predesinfección por OZONO, luego el agua pasa por decantadores, luego filtros y finalmente la entrega a la red.

«La planta se va adaptando a las nuevas condiciones que aparecen. Por ejemplo, si detectan bloom de algas cambian la cadena de tratamiento, si sube o baja la turbiedad cambian las dosis de coagulantes. Por eso en Córdoba se monitorea el agua, como mínimo, tres veces al día.

«Cada turno de ocho horas de los operadores hace un análisis de cada muestra, de cómo viene el agua y ajustan. Si algún parámetro se salta por algún otro monitoreo, por ejemplo, el alerta de algas, se puede hacer un monitoreo menor a esas ocho horas.

• Si no alcanza con la ozonifización, el carbón activado dónde se incorpora?
• En nuestro caso, en los decantadores y después recién va a los filtros.
• ¿Al final del proceso se le aplica el cloro?
• Sí, sino el agua no es potable. El ozono no tiene poder residual, por eso, el cloro es el que asegura el tratamiento bacteriológico. Además, por su poder residual, es el que permite acompañar esa potabilidad a lo largo de la red.
• ¿Cuánto duraron los reclamos masivos de 2010-2011?
• Casi tres meses, producto de anabaena. Con las algas de invierno también tenemos problemas siempre.
• Pero no llegaron afectar la calidad del agua que le entregaron al consumidor…
• Si existe el incumplimiento de alguno de los parámetros de calidad se corta la distribución.
• Pero en 2010 y 2011 no se cortó.
• No, porque los parámetros seguían cumpliéndose, era una cuestión de estética. Mal olor y sabor, pero perfectamente apta para consumo humano.

«Habíamos tenido experiencia de tratar blooms de anabaena de hasta 15 millones de unidades por litro y tuvimos picos de 57 millones. En el mundo no se conocía un antecedente así. Se aplicaba OZONO y carbón activado, se quitaba el 98/99 por ciento de algas y geosmina, pero igual se percibía.

Tuvieron episodios con ceratium también, es decir, con las algas que producen turbidez

Sí, pero eso se elimina con el proceso de potabilización y los consumidores no se vieron afectados. Insisto, si el tratamiento se complejiza de manera tal que no podemos cumplir, no distribuimos.

Actualidad ACCION del OZONO
Algas comestibles las verduras de mar Algas SI en la COMIDA
Videos YouTube ozono21

 

José Juan Rodríguez-Roselló Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.