24.351 vistas

La basura electrónica se dispara

La basura electrónica basura  La basura electrónica se dispara

La recogida y gestión de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) ha aumentado un 42%

Muchos equipos electrónicos contienen sustancias que pueden ser tóxicas pero también metales valiosos reutilizables como materia prima

Fuente: levante-emv (18 mayo 2012)
J. SIERRA VALENCIA

Hay una basura que no huele y que apenas ensucia pero que resulta tan tóxica o más que cualquier otro residuo conocido y que al mismo tiempo esconde en su interior metales preciosos por los que todavía se mata en selvas remotas. Se trata de los Residuos de Aparatos Eléctrico y Electrónicos (RAEE), que cuentan desde ayer con una planta de transformación final en la localidad valenciana de Beniparrell con capacidad para tratar 20.000 toneladas.

En Recytech Iberia conviven frigoríficos cargados de gases CFCs -corresponsables del cambio climático y protagonistas de la destrucción de la capa de ozono.

Equipos de música, mandos a distancia, teléfonos móviles en desuso; televisores de tubo catódico que conviven ya con pantallas leds de última generación y ordenadores. Algunos de estos elementos contienen gases y sustancias muy tóxicas que hay que recuperar, pero también son una fuente de materias primas tan cotizadas como el cobre, el estaño e incluso el oro y la plata contenido en las placas base de muchos equipos electrónicos.

La nave es un monumento a la sociedad de consumo. También a una cierta cultura del despilfarro, aunque el reciclaje otorga una segunda vida y un valor que no existe en el vertedero. Es también una imagen del futuro.

Gustavo Espejo, director general de Recytech asegura que en los últimos años la recogida de RAEE «ha aumentado entre un 20 y un 42%, la recogida de la basura electrónica, dependiendo del tipo de producto. En 2005 se reciclaba un kilo por habitante; ahora estamos en 3,5 kilogramos y Europa proyecta alcanzar la cifra de 8 kilos por persona y año en 2019».

Recytech se nutre de los materiales recogidos en los ecoparques de la Comunitat Valenciana y de convenios con grandes distribuidores de electrodomésticos. Los materiales aprovechables viajan a China, Alemania o acaban formando parte de un teléfono de última generación.

La empresa valenciana participa en programas LIFE europeos como HTWT, para incrementar el reciclaje de las pantallas de LCD, plasma y paneles solares; o Ecovitrium, que investiga procedimientos para recuperar sin riesgo miles de toneladas de tubos catódicos de los viejos televisores.

Actualidad ACCION del OZONO

administrador

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.