¿ Qué es un PAVIMENTO ?

PAVIMENTOPavimento, del latín pavimentum, es el suelo de una superficie artificial

Se trata de la base horizontal de una determinada construcción que sirve de apoyo a las personas, animales u objetos. Un pavimento puede tener diversos tipos de revestimiento (hormigón, madera, cerámica, etc.) y normalmente está formado por tres capas: sub-base, base y rodadura

También se denomina pavimento a los conectores de vías de comunicación con asfaltos combinados naturales. En ingeniería civil, el pavimento forma parte del firme y es la capa constituida por uno o más materiales que se colocan sobre el terreno natural o nivelado, para aumentar su resistencia y servir para la circulación de personas o vehículos.

¿Qué tipos de pavimentos existen?

Para poder clasificar los distintos tipos de pavimentos, hay que tener en cuenta que existen dos grandes grupos: los pavimentos rígidos y flexibles por un lado, y los pavimentos continuos y discontinuos, por otro.

Veamos las características de cada uno.

Pavimentos rígidos y flexibles

A diferencia de los firmes flexibles y semirígidos, los pavimentos rígidos suelen estar formados por dos capas, una exterior de hormigón y una base, aunque en determinadas circunstancias puede contar con una subbase.

La capa superior puede ser de dos tipos: una compuesta por losas de hormigón en masa separadas por juntas transversales y longitudinales o una losa continua de hormigón armado.

Pavimento rígido de hormigón

Está formado por una capa de hormigón compuesta por cemento Portland que se apoya sobre una base de grava. Esta base está colocada sobre la capa de suelo compactado. Sus componentes le proporcionan una gran resistencia y rigidez. Por ello, es muy utilizado en construcción y en el revestimiento de trazados.

Pavimento flexible asfáltico

Es un tipo de pavimento que se suele utilizar para la construcción de carreteras y otras infraestructuras dedicadas al tránsito de vehículos. Su capa de rodadura puede estar formada por dos tipos de componentes, el hormigón bituminoso o los tratamientos superficiales con riegos bituminosos. La capa base suele estar compuesta de áridos, que le permite soportar y distribuir las cargas, y la capa sub-base por materiales de menor calidad y coste.

Pavimento semirrígido

También conocido como pavimento compuesto, se trata de un tipo de pavimento que mezcla los dos tipos anteriores. Su estructura suele consistir en una capa base de hormigón o cemento Portland recubierto con otra capa de hormigón tratado con asfalto. Normalmente, la capa más rígida suele colocarse por debajo de la capa flexible.

Su tipología como pavimento le aporta una gran estabilidad, gracias a los ligantes hidráulicos, como el cemento. Estos le permiten construir capas base en suelos que se sometan a grandes cargas.

Pavimentos continuos y discontinuos

También debemos diferenciar los tipos de pavimento que encontramos en otro tipo de construcciones, sobre todo en las destinadas a la habitabilidad. Son los siguientes:

Pavimentos continuos

Son los pavimentos más utilizados en el sector industrial, gracias a su sencillo revestimiento, los numerosos beneficios y su económico precio. Estas características junto a la larga durabilidad, polivalencia, flexibilidad y simple limpieza, les convierte en uno de los pavimentos más demandados.

Dentro de este tipo de pavimentos podemos encontrar una gran variedad de subtipos, como el hormigón pulido, el microcemento y la resina epoxi. Cada uno de ellos será utilizado según los distintos tipos de instalaciones: la industria agro-alimentaria, la cárnica, la pesquera, la panadera, el sector hotelero o el ámbito de la salud, entre otros.

Pavimentos discontinuos

Son pavimentos que están unidos por mortero y compuestos por losas prefabricadas de baldosas hidráulicas, hormigón, granito… Eso permite que exista una gran variedad de materiales y formatos en este tipo de revestimientos. Por ello, es necesario conocer qué tipo de pavimentos discontinuos existen:

Madera: este tipo son los más utilizados en viviendas y oficinas, como el entablonado, entarimado, parquet o la taracea.

Piedra: son perfectos para el revestimiento de instalaciones exteriores de una vivienda o sola. Pueden estar formados por losas de piedra, fragmentos de mármol, adoquinado…

Tierra cocida: sobre todo se utiliza en terrazas y balcones en forma de ladrillos, rasillas, baldosines de alfarero, gres…

Material hidráulico: una opción con muchos usos y que aporta un gran valor decorativo en zonas interiores y exteriores. Su versatilidad hace que lo podamos encontrar en viviendas y en locales comerciales. Sus mayores exponentes son el granito artificial, el mosaico hidraúlico o las baldosas de cemento.

Corcho: este tipo es muy utilizado en zonas con climas fríos debido a su capacidad aislante. Podemos encontrarlo en forma de corcho o placas de aglomerados.

Ahora que conoces las principales características de cada tipo de pavimento, puede que la siguiente pregunta esté rondando tu cabeza y es ¿qué tipo de pavimento escojo?. Recuerda que lo esencial es saber diferenciar a qué lo vamos a destinar.

Noticias Relacionadas

PAVIMENTO POST sobre SUPERFICIES
PAVIMENTO GENERADORES de OZONO DESINFECCION y limpieza

Videos Youtube

 

 

 1,903 total views

INVESTIGACION Ozono21

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.