Home Conócenos El Ozono Partner Contacto
Navegación

Los edificios inteligentes enferman por falta de aire natural
27.04.2007

Los edificios inteligentes enferman por falta de aire natural

Un fantasma se ha colado en los edificios inteligentes: se llama lipoatrofia semicircular, provoca pérdida de grasa en las piernas y ha desembarcado en Cataluña cargado de controversia.

Por dos razones: la primera, porque es una dolencia tan poco conocida que no existía un protocolo de actuación sanitaria que permitiese a los médicos diagnosticarla con precisión.; la segunda, porque algunas de las empresas afectadas se muestran reticentes a considerarla accidente de trabajo sin baja, tal y como reclaman los sindicatos.

FUENTE | Cinco Días (27/04/2007)
Autor: Marte Matute

Por el momento, el número de trabajadores afectados asciende a 372, lo que ha obligado a la Consejería de Salud de Cataluña a catalogar el caso de epidemia.

Pero de estas casi 400 personas, sólo los 247 empleados de Gas Natural tienen ya en su poder el parte que corrobora que los síntomas que padecen son el resultado de un accidente laboral, aunque no sea necesario cursar baja.

Los 40 trabajadores del Edificio Agbar pasan estos días las revisiones pertinentes para determinar si realmente sufren los síntomas propios de la lipoatrofia semicircular, y La Caixa, con casi 70 afectados en todo el grupo, prefiere esperar a las conclusiones de un estudio multidisciplinar que ha puesto en marcha para adoptar una decisión.

Sin embargo, Concepción Pascual, subdirectora de salud laboral de la Consejería de Trabajo de la Generalitat, ha declarado que 'será difícil no considerar accidente laboral un problema como éste'.

Tanto la Administración catalana como las empresas afectadas, a las que hay que sumar el Servicio de Emergencias Médicas 061 (15 empleados), se muestran cautas sobre el origen de la dolencia y no tienen claro todavía que ésta esté exclusivamente provocada por el entorno laboral.

Pero las primeras investigaciones parecen vincularla al bajo grado de humedad, los altos niveles de electricidad estática y el electromagnetismo de los edificios donde están ubicadas estas compañías

Y es que a pesar de que el Real Decreto 486/1997 regula las condiciones de trabajo de las oficinas, no todos los entornos laborales cumplen con ellas.

Para Gloria Cruceta, presidenta de la Federación de Empresas de Calidad Ambiental, los ambientes laborales mejorarían si por las oficinas corriera el aire fresco y no circulase siempre el aire de los circuitos de refrigeración

La Generalitat ha iniciado los trabajos pertinentes para determinar las causas que están provocando la lipoatrofia semicircular en la ciudad condal, pero hasta que éstos vean la luz ha exigido a las empresas afectadas que adopten las medidas necesarias para modificar los despachos y subsanar el problema.

La solución inicial ha consistido en aumentar el grado de humedad del interior de los edificios hasta un 60% y en rebajar sus niveles de conductividad para evitar la electricidad estática.

Los sindicatos ya han vaticinado lo que muchos expertos auguraban, que los casos de lipoatrofia detectados en Cataluña son sólo la punta del iceberg de un problema que está provocado por las instalaciones modernas y la falta de ventilación natural. De hecho, CCOO tiene constancia de la aparición de más casos en las oficinas valencianas de La Caixa y en las de Vida Caixa de Madrid. Y hace unos días Telefónica anunciaba nuevos casos en su sede.

En los últimos años se han descrito una serie de enfermedades asociadas a las nuevas instalaciones de que se dotan los edificios modernos.

La generación de entornos de trabajo como los sistemas de ventilación artificial, la proliferación de ordenadores, las fotocopiadoras, las impresoras, el uso extensivo de material sintético y los sistemas de iluminación fluorescentes generan efectos nocivos para la salud, según los médicos expertos en salud laboral.

Hay personas con enfermedades ya conocidas que sufren un empeoramiento al permanecer en el edificio en el que trabajan. Así, pacientes diagnosticados con asma bronquial, rinitis alérgica o dermatitis atópica empeoran cuando van a trabajar.

Hay otros empleados que enferman debido a las malas condiciones de algunos edificios y que suelen coger infecciones y, por último, hay trabajadores que caen malos cuando están en su oficina y dejan de estarlo cuando la abandonan,

LA OMS CONSIDERA QUE UN EDIFICIO ESTÁ ENFERMO cuando al menos el 20% de sus ocupantes sufre molestias derivadas de la baja calidad del aire y los afectados muestran estrés, depresión, jaquecas, eritemas o problemas respiratorios.

Noticias Relacionadas

Videos Youtube

 

Suscríbete a nuestra comunidad
Nombre:
Email:
Acepto la política
de privacidad
Enviar
© 2011 Ozono 21 Generadores de ozono