Home Conócenos El Ozono Partner Contacto
Navegación

Gimnasia robótica con OZONO cuida el cuerpo sin esfuerzo, está de moda
02.03.2010

Gimnasia robótica con OZONO cuida el cuerpo sin esfuerzo, está de moda

Cada vez más gente acude a "máquinas milagrosas" para bajar kilos: la demanda subió 40%. Advierten que no reemplazan los beneficios de los ejercicios tradicionales

Se meten en cápsulas de ozono, hacen glúteos dentro de mangas plásticas, se someten a rodillos eléctricos y se enchufan a distintas "máquinas milagrosas". Cada vez más mujeres hacen gimnasia sin esfuerzo en aparatos ultramodernos que prometen quitar centímetros en las zonas más rebeldes del cuerpo. Y así alimentan la moda de afinar la cintura y endurecer la cola sin sudor. Todo, gracias a la tecnología robótica.

www.clarin.com (2005/11/12)
Por Graciela Gioberchio.

Estas maquinarias de avanzada —la mayoría importada de Europa y EE.UU.— desembarcaron en el país a fines de los '90. Y, de a poco, se impusieron en centros de belleza y de estética. Hoy, hay un amplio abanico de tratamientos para bajar de peso y modelar en un ambiente de relax y distensión. Las usuarias son generalmente profesionales de clase media y alta, de alrededor de 30 años, aunque también hay adolescentes y mayores de 70 años.

Con la llegada de la primavera y la necesidad de verse mejor, estos "gimnasios tecnológicos" están a full: la demanda creció un 40 %. En algunos lugares, incluso, se duplicó, según una recorrida de Clarín por distintos institutos de Capital y GBA.

Lo mismo sucede en los gimnasios tradicionales. En esta época, las inscripciones aumentaron un 30 %. Pero allí advierten que los alumnos que llegan con la brisa primaveral se irán ni bien empiece el calor del verano. Los llaman "alumnos golondrinas".

"Hay momentos en los que estamos al límite y necesitamos más máquinas", admite José Lostaló, gerente del centro de estética Velia Lemel.

"Empezamos con 2 centros y 20 clientas. Hoy, 5.000 mujeres asisten a los 20 centros que tenemos en Capital, Gran Buenos Aires, Córdoba y Rosario", informa Patricia Caminotti, directora de Figurella. Y dijo que como los esposos de muchas clientas querían estar diez puntos con cero fatiga, ya abrieron dos locales para hombres. En Body Secret —que también atienden la de manda masculina— señalan que estos servicios no compiten con la gimnasia tradicional. "Lo ideal es que se complementen con ejercicios de bajo impacto como yoga o caminatas", explica Natalia Marota, gerente comercial de la empresa que tiene 6 sucursales. Es que la aparatología ayuda pero por sí sola no hace milagros.

Vanesa Zunino es una de las 800 mujeres que asisten a Iobella (antes era Timodella): "Cuando vi los resultados que las máquinas le dieron a mi amiga, empecé enseguida. Siempre luché contra estos rollitos que ni las dietas ni los insufribles abdominales lograron eliminar", cuenta a Clarín. "Ahora tengo 20 centímetros menos en abdomen, cintura y cadera", detalla.

Al final de cada sesión (dura cerca de una hora y cuarto) llega la hora de la verdad: cada rincón del cuerpo es medido y el dato se registra en una planilla. Y una vez por semana es el turno del veredicto de la balanza.

"Arranqué con 75 y ya estoy en 69 kilos", comenta Carolina Regueiro, en plena sesión de drenaje linfático en Figurella. La chica de 21 años —estudia contabilidad en la UCA— ya suma 20 sesiones y 34 centímetros menos en su cuerpo. "La meta de mi plan es bajar 4 kilos más", agrega Sandra Brena, gerente comercial de Iobella —cuatro locales en Barrio Norte, Belgrano, Martínez y La Plata—, asegura que a partir de la primera sesión ya se pueden observar resultados, como por ejemplo la humectación y nutrición de la piel que brinda la cápsula de ozonoterapia.

¿Precios? No son los mismos que cobran en un gimnasio tradicional (donde las cuotas arrancan en los $30 mensuales). Un programa de 20 sesiones, por ejemplo, (con dos consultas médicas y plan nutricional) cuesta $990. Eso sí, ofrecen distintas formas de pago y promociones. Y hasta premian con sesiones y un día de spa a las que alcanzan la nueva figura que tanto desearon.

Para qué sirve cada máquina

Mini gimnasio articulado: con remos, bicicleta, bandas elásticas y deslizador. Se hacen ejercicios físicos suaves dentro de una cápsula. Dicen que reduce adiposidades, flaccidez y celulitis.
Cápsula térmica: con una temperatura de 37°, se realizan ejercicios simples de piernas y brazos para "descongestionar zonas críticas".
Ozonoterapia: en una cápsula cerrada (la cabeza queda afuera) el cuerpo recibe una vaporización de ozono que "reactiva el funcionamiento celular y mejora la piel".
Drenaje linfático: se colocan botas en las piernas, que "eliminan toxinas y reducen la retención de líquidos".
Endermoterapia: por las piernas se pasan rodillos mecánicos que "modelan".
Electroestimulación: Con descargas de ondas eléctricas se "tonifican los músculos".

Noticias Relacionadas

Videos Youtube

Suscríbete a nuestra comunidad
Nombre:
Email:
Acepto la política
de privacidad
Enviar
© 2011 Ozono 21 Generadores de ozono