2.463 vistas

Descubren una molécula cerebral clave para tratar el jet lag

 Jet Lag Descubren una molécula cerebral clave para tratar el jet lag

Una pequeña molécula para tratar el jet lag, llamada polipéptido intestinal vasoactivo o VIP, conocida por sincronizar las neuronas como parte del reloj biológico del cerebro, tiene el sorprendente efecto de desincronizarlas temporalmente cuando está presente en dosis más altas.

FUENTE: ABC (31/10/2013)
Autor: S. Gutiérrez

Este hecho, lejos de ser catastrófico, puede ser extremadamente útil para trastornos relacionados con las alteraciones de los ritmos noche/día característico, por ejemplo, del jet lag, de los trabajadores a turnos o incluso del reciente cambio de hora.

Porque, según un trabajo que se publica en PNAS realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Washington en Estados Unidos, las neuronas que se alteran por un estallido de la molécula VIP parecen estar en mejores condiciones para volver a sincronizarse ante un cambio brusco en el ciclo de noche/día, como los producidos por el jet lag. Los científicos ahora tratan de encontrar una vía para lograr convencer de forma artificial al cerebro para que libere cantidades de VIP para así poder tratar este tipo de trastornos producidos por la alteración del reloj biológico. El equipo de Erik Herzog lleva años investigando los trastornos producidos por la alteración del reloj biológico. Se sabe que los cambios en las nuestros reloj puede producir problemas de salud, como la obesidad a la depresión.

COMUNICACIÓN NEURONAL

Nuestro reloj circadiano principal está formado por una especie de 20.000 células nerviosas llamado núcleo supraquiasmático (SCN). Cada neurona en el SCN mantiene su propia hora porque se trata de diferentes células que tienen ritmos ligeramente diferentes, causan el jet lag. Y en el proceso de comunicación neuronal, VIP es fundamental: sirve para que las neuronas se comunique, asegura Herzog. Su trabajo ahora tratar de conocer exactamente cuándo se libera VIP y cómo se sincronizan las células, causantes del jet lag.

Un miembro de este equipo, Sungwon An, descubrió que cuando había un exceso de VIP, las células pierden la sincronía, un dato muy sorprendente. «Por encima de un nivel crítico, con la liberación de VIP extra, las células se desincronizaron. Es casi como si en dosis más altas, las células se vuelven ciegas a la información de sus vecinos», afirma Herzog.

Según este experto, es importante una rápida adaptación a las señales ambientales. El reloj maestro ha evolucionado para adaptarse a frenar los cambios estacionales en los horarios de luz/oscuridad, pero no a los abruptos que están integrados en el tejido de la vida moderna. Incluso, el cambio aparentemente benigno de una hora al horario de verano aumenta el riesgo de accidentes de tráfico mortales y de ataques cardiacos. Teníamos curiosidad por ver si la adición de VIP extra podría mejorar la capacidad de los relojes biológicos de hacer grandes ajustes, señala Herzog.

Así, los investigadores aplicaron una inyección de VIP en ratones para ver si se aceleraba la adaptación a un nuevo horario de luz. «Y vimos que sí: podíamos reducir el jet-lag a la mitad al darles una inyección de VIP el día antes de cambiar su horario de luz». Herzog destaca que esta es la primera demostración de que la administración de un poco más de una sustancia del cerebro puede mejorar el sistema circadiano. Lo siguiente, sostiene, será encontrar una manera de ‘convencer’ al cerebro para que libere sus propias reservas de VIP.

Noticias Relacionadas

tecnologia e insomnio jet lag La tecnología provoca insomnio
Obesidad_Cancer Alimentación, sueño y obesidad
higiene bucal Higiene bucal DIENTES con SALUD
BEBE durmiendo en una Rama Sueño y Dormir

Videos Youtube

 

administrador

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.