873 vistas

El IFAPA mejora el uso de aguas residuales urbanas desinfectadas para uso agrícola

 aguas residuales El IFAPA mejora el uso de aguas residuales urbanas desinfectadas para uso agrícola

Investigadores del Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria, Pesquera, Alimentaria y de la Producción Ecológica (IFAPA), adscrito a la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, desarrollan desde las instalaciones del CIFA de la Mojonera, un proyecto destinado a la mejora del uso de aguas urbanas residuales desinfectadas para su aplicación en el riego agrícola.

Fuente: IFAPA (27. Sept.´07)

El proyecto, denominado ‘Utilización de agua residual urbana desinfectada para la fertirrigación del cultivo de pimiento’, cuenta con la financiación aportada por el Subprograma Nacional de Recursos y Tecnologías Agrarias, dependiente del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria (INIA) en coordinación con la Junta de Andalucía.

Los investigadores almerienses trabajan en la determinación de los efectos ambientales que puede generar el riego con aguas residuales, con el fin de diseñar un protocolo que sirva de base para el manejo de la fertirrigación con esta agua para el cultivo bajo plástico en condiciones de clima mediterráneo.

Con estos trabajos se continúa una línea de investigación iniciada en 1995 y se optimizará el cultivo de pimiento regado con estos efluentes. Para ello, los investigadores liderados por la doctora María Luz Segura, determinarán las demandas nutricionales, equilibrio y concentración de nutrientes para los diferentes estados fenológicos de la planta; todo ello en base a un adecuado seguimiento de los diferentes factores implicados (suelo, agua, dislución de fertilizante, lixiviados).

Además, los investigadores evaluarán el impacto ambiental sobre el suelo por efectos salinos, compuestos orgánicos contaminantes y de origen microbiológico. La Unidad de Calidad y Fertilización del Agua del IFAPA de Almería ha realizado con anterioridad estudios de caracterización de los efluentes y estudios agronómicos, en los que se ha determinado la respuesta productiva y nutricional de melón, tomate y judía verde regados con el agua depurada y desinfectada, así como los efectos residuales en el suelo de cultivo.

Este agua, debido a su origen, suelen contener altos contenidos de sólidos en suspensión, materia orgánica, sales minerales, metales pesados y una importante carga de microorganismos patógenos, con lo cual un aprovechamiento óptimo de las mismas requiere que la reutilización se realice de forma controlada, garantizando tanto la conservación de la fertilidad del suelo como la obtención de productos que respondan a la calidad higiénica y sanitaria exigidas según su destino.

“Para su uso agrícola, el agua requiere un tratamiento final de desinfección, realizado en el caso de Almería con OZONO producido in situ a partir del oxígeno contenido en el aire ambiente”.

Teniendo en cuenta que la agricultura en zonas áridas y semiáridas, como es el caso de Almería, depende casi exclusivamente del riego, convierte las aguas residuales en una importante fuente de abastecimiento que puede compensar la limitación de este recurso. La utilización óptima del agua residual depurada desinfectada para el riego de cultivos hortícolas presenta un importante valor socioeconómico en comarcas como la del Bajo Andarax, abastecida en parte con aguas de riego de esta naturaleza. Optimizando su utilización se espera ayudar a la diversificación productiva en esta comarca introduciendo cultivos de alta rentabilidad como el pimiento.

Además, aporta beneficios ecológicos, ya que elimina la posible contaminación que supone el vertido de este agua al mar.

administrador

Deja un comentario