882 vistas

La intoxicación por plomo podría estar matando a un millón de aves en Europa

 intoxicación por plomo  La intoxicación por plomo (plumbismo) podría estar matando a un millón de aves acuáticas en Europa, según ha dicho hoy el jefe del laboratorio de toxicología del Instituto de Recursos Cinegéticos (IREC), Rafael Mateo.

Fuente: efe-yahoo.com(14/09/08)

Mateo, que ha impartido hoy una conferencia en el marco de la IX edición del curso Caza y Conservación que se celebra dentro la Feria de la Caza, Pesca y Turismo (Fercatur), ha manifestado que se calcula que de los once millones de ejemplares de especies de aves acuáticas que ocupan Europa, un millón estaría muriendo durante los meses de invernada.

Para el jefe del laboratorio del IREC, centro de investigación conjunto de la Universidad de Castilla-La Mancha y el Centro Superior de Investigación Científica (CSIC), el efecto del plumbismo se deja notar en las aves acuáticas debido a la ingesta de plomo que realizan al encontrarlo en los lugares donde tradicionalmente se practica la actividad cinegética.

Mateo ha recordado que la muerte por este motivo en las aves “es preocupante”, pero también lo es por la influencia que el consumo de aves afectadas puede tener sobre la salud humana.

En este sentido, ha señalado que el consumo en determinadas cantidades de carne en contacto con plomo puede provocar en las personas enfermedades neurotóxicas, que pueden producir deficiencias cognitivas y auditivas o nefrotóxicas que provocan la alteración en el metabolismo de la Vitamina D, entre otras muchas.

Este ha señalado que las altas densidades de perdigones por metro cuadrado que se han detectado en humedales europeos y, especialmente, en los humedales de la Cuenca Mediterránea, obliga a adoptar medidas paliativas que minimicen los efectos del plomo sobre las aves acuáticas y, en consecuencia, su posible influencia sobre los humanos.

Para ello, ha insistido en la necesidad de prohibir el uso del plomo como munición de caza, para evitar que continúe quedando disperso por el campo, llegando a las aves y, posteriormente, a las personas humanas a través de su consumo.

administrador

Deja un comentario