2.675 vistas

La ley obliga a los restaurantes de comida rápida de Nueva York a especificar sus calorías

comida rápida La ley obliga a los restaurantes de comida rápida de Nueva York a especificar sus calorías

EL SECTOR PRETENDÍA SUSPENDER LA MEDIDA

Muchos establecimientos pretendían demorar el cumplimiento de la norma

Varios de los restaurantes apelaron a la Justicia estadounidense

Un tribunal de Manhattan ha rechazado su petición y les insta a cumplir el reglamento

Fuente: AFP REUTERS (30/04/2008)

NUEVA YORK.- Los restaurantes de comida rápida de Nueva York deben mostrar las calorías que contienen cada uno de sus productos.

Así lo establece una legislación que ha entrado en vigor en abril y que el sector de la hostelería pretendía suspender.

La corte de apelación del distrito sur de Manhattan no ha fallado a favor de la Unión de Restaurantes del Estado de Nueva York, sino del Departamento de Salud Pública.

Todas las cadenas de hostelería con más de 15 establecimientos, como Domino’s Pizza o TGI Friday’s, tienen la obligación de informar sobre las calorías. Deberán hacerlo en sus cartas de menú y al mismo tamaño de letra con el que aparecen los precios y los nombres de sus platos.

Aunque compañías como Starbuck’s ya han comenzado a aplicarlo, McDonald’s y Dunkin’Donuts se encuentran entre las más reticentes. Y, a pesar de que han logrado la suspensión del texto legal, los jueces han decidido que no se empezará a multar hasta el próximo 18 de julio.

Jueces con distintas opiniones

Los tres jueces presentes en la sala del tribunal presentaron distintos puntos de vista.

Uno de ellos, Rosemary Pooler, restaba importancia a la medida: “No veo la eficacia de indicar la cantidad de calorías presentes en un los menús de los restaurantes […] Las personas siguen fumando a pesar de las advertencias sobre su riesgo que se pueden ver en las cajetillas”.

Otro de los jueces, Chester Straub, se mostró especialmente conciliador con los restaurantes.

“Habéis esperado años y considero que un paquete de patatas fritas de más o de menos no va a marcar la diferencia”, argumentó al abogado de la ciudad de Nueva York, Fay Ng.

Una afirmación a la que se ha opuesto este letrado: “Su señoría, unas calorías de menos cada día sí marcan la diferencia. Todos los meses, se sirven en Nueva York 10 millones de comidas. Es una importante decisión de salud pública”.

En 2007, las grandes cadenas de restauración sirvieron más de un tercio de todas las comidas de Nueva York. Como media, un menú servido en un local de ‘fast food’ excede en 300 calorías, o incluso el doble, la cifra máxima recomendable de 750 calorías por plato.

El seis de junio las partes implicadas en este proceso volverán a verse las caras. En esa ocasión, la asociación de restaurantes pedirá que se rechace la norma.

administrador

Deja un comentario