1.251 vistas

BEBES HAN MUERTO TRES EN CINCO DÍAS

  BEBES  El Hospital 12 de Octubre confirma la gravedad de un cuarto BEBES rematuro.

“Los familiares de uno de los BEBES muertos están indignados y piden explicaciones al centro”

El director gerente del Hospital 12 de Octubre de Madrid, Joaquín Martínez, ha confirmado que un cuarto de BEBES prematuros que fue atendido en el Servicio de Neonatología del centro se encuentra grave después de que entre los días 26 de febrero y 2 de marzo otros tres fallecieran al resultar infectados con una bacteria denominada ‘klebsiella pneumoniae’.

EUROPA PRESS (04/03/2007) MADRID

Martínez explicó en rueda de prensa que los BEBES están colonizados por la misma bacteria, que se encuentra en su piel con “sospecha de infección aún no confirmada”.

Según dijo, la bacteria, de carácter hospitalario y propia de cuidados prolongados, “conlleva gran mortalidad en el caso de pacientes con patologías graves, tal y como ocurre en determinados niños prematuros”.

La Asociación el Defensor del Paciente ha pedido al fiscal Jefe de Madrid, Manuel Moix, que abra una investigación sobre la muerte de los tres BEBES , de la que informó EL MUNDO.

De acuerdo con un comunicado distribuido por el hospital, el primer niño, fallecido el pasado 26 de febrero, nació a las 28 semanas de edad con 1.090 gramos de peso y padecía graves patologías propias de su prematuridad por las que estaba ingresado en el servicio de neonatología del hospital.

El diagnóstico de su autopsia fue shock séptico (infección generalizada) por klebsiella. Otros dos niños prematuros ingresados en el mismo servicio del hospital fallecieron el pasado día 2 de marzo por la misma causa.

“Este tipo de bacterias son muy listas y van aprendiendo”, explicó la jefa del servicio de Neonatología, Carmen Payás. “Están siempre en las UVIs neonatales; el problema es que van aprendiendo a hacerse resistente a los antibióticos que utilizamos normalmente, van adquiriendo cada vez más fuerza, y, entonces, pues de vez en cuanto surge una bacteria que tiene más capacidad de hacer daño”, indicó.

Los familiares de uno de los BEBES se han mostrado “indignados” por las escasas explicaciones dadas por el centro sobre la causa de la muerte de su hijo y por no ser avisados de que había una bacteria hospitalaria.

El ecuatoriano Angel Marcelo explicó que su hijo estaba “fabuloso” durante sus primeras horas de vida, e incluso al día siguiente de su nacimiento le fue retirado el oxígeno porque respiraba solo, pero pocos días después empezó a echar sangre por la boca, hasta que finalmente murió.

Traslados a otros centros

A raíz de la confirmación de la causa de muerte de el primer de los BEBES , el Servicio de Neonatología puso en funcionamiento las medidas contempladas en el protocolo del Servicio de Medicina Preventiva del mismo hospital para el control y prevención de los efectos de la bacteria, entre las que se incluye el traslado a otros centros de los casos de embarazo patológico ingresados y de aquellas embarazadas que lleguen a Urgencias con algún factor de riesgo.

Asimismo, el hospital ha establecido dos zonas estructurales totalmente diferenciadas, una para los niños que han estado en contacto con la bacteria y otra para los considerados “limpios”. Con este mismo fin, se ha separado a los médicos y enfermeras en dos grupos, una para la atención de la zona en la que presumiblemente está presente la bacteria y otro para la zona no contaminada.

Para todo ello se ha incrementado tanto el personal médico como de enfermería de este servicio, reforzándose específicamente el personal de guardia en tardes y noches. También, con el objeto de tratar de mantener aislados a los niños que han podido ser colonizados por la bacteria, se han limitado las visitas de los médicos especialistas de otros servicios y se han restringido las visitas de familiares.

Además, el hospital asegura en el comunicado que se han tomado medidas higiénico-sanitarias estrictas, tanto para los profesionales como para los padres de los niños ingresados, y se han puesto en marcha medidas específicas de limpieza de todo el material.

Según explicó la jefa del servicio de Neonatología, actualmente hay ingresados en el servicio 25 BEBES y “todos” presentan algún tipo de patología “de base” anterior a la presencia de la bacteria. “Ningún niño que está en una UVI ingresado en un servicio de Neonatología está perfectamente, porque si están perfectamente están con sus madres. Partimos de una población de alto riesgo”, apuntó.

ozono21 videos Salud

administrador

Deja un comentario