Home Conócenos El Ozono Partner Contacto
Navegación

OZONO en forma durante el frío
05.08.2011

OZONO en forma durante el frío

La grasa acumulada durante la época de frío es la más difícil de eliminar. Debido a que en esos días de baja temperatura el metabolismo se vuelve más lento, conviene tomar precauciones extras tanto en la alimentación como en las terapias estéticas. Una opción es la aplicación de OZONO para librar al cuerpo de esas grasas acumuladas y llegar espléndidas al verano.

Por Araceli Hans - revista@abc.com.py
22 de Mayo de 2011

En palabras del Dr. Miguel Angel Velázquez, en el frío el metabolismo se vuelve más lento, ya que el cuerpo busca mecanismos para preservar el calor. “Eso hace que la grasa no se gaste en la misma medida que en verano, a más de que la actividad en el verano es mayor. En invierno reducimos nuestras actividades por los horarios que acortan la cantidad de luz solar. Ello, sumado a que en invierno las comidas son más “pesadas” (más ricas en calorías por una misma exigencia del cuerpo), crea una suerte de posibilidades de descontrol respecto a la figura.

¿Qué beneficios puede reportar la terapia con OZONO al exceso de grasa acumulada en el invierno?

La grasa acumulada en invierno actúa como protección térmica, eso es en las capas más superficiales de la piel. Esa grasa después es la más difícil de eliminar con ejercicios o dietas, ya que el cuerpo la “marcó” (por dar un nombre grosero, pero explicativo) como grasa de “aislamiento térmico” y no “de reserva”. Entonces, el OZONO “burla” esa marcación del cuerpo y derrite de manera directa la grasa subcutánea, con lo que reduce la talla, fomentando la formación de colágeno en su lugar.

• ¿Se pierde peso?

No hay pérdida de peso, pero sí de talla y de manera rápida, porque la grasa se derrite al contacto con el OZONO inyectado (que es oxígeno con un electrón de más) y reemplazado rápidamente por el propio cuerpo con tejido colágeno, que es el que originalmente aporta oxigenación y vasos sanguíneos a la piel natural del cuerpo. El OZONO es de gran ayuda así porque, además de derretir la grasa que no se quema con la actividad física (de por sí reducida en el frío) y la dieta (ausente o difícil), ayuda en los casos en que las personas no realizan ejercicios físicos modelando el cuerpo por su acción lipolítica localizada.

• Es mejor entonces ganar tiempo.

Absolutamente es conveniente, ya que el cuerpo mantiene una rutina de formación de colágeno en las capas hipodérmicas durante todo el tiempo en que no hay actividad física; entonces, cuando llega el verano, la mayor parte del trabajo ya esta hecho y lo que los abrigos ocultaron es un cuerpo esbelto que se formó gradualmente durante todo el invierno.

• ¿Qué contraindicaciones pueden existir?

Ninguna para la aplicación local e intradérmica de OZONO: solamente se inhibe su aplicación en el embarazo, por cuestiones éticas, y cuando el paciente consume anticoagulantes, como la warfarina, por el riesgo de formar pequeños hematomas.

La gordura acumulada en el invierno es la más difícil de eliminar a pesar de las dietas y los ejercicios.

Noticias Relacionadas

 

Suscríbete a nuestra comunidad
Nombre:
Email:
Acepto la política
de privacidad
Enviar
© 2011 Ozono 21 Generadores de ozono