Home Conócenos El Ozono Partner Contacto
Navegación

Los rayos son amigos que generan OZONO
19.09.2010

Los rayos son amigos que generan OZONO

El rayo es una descarga eléctrica que se produce por la aglomeración de cargas eléctricas de distinto signo, entre una misma nube, una nube y otra nube, y la más peligrosa por sus daños: entre la nube y la superficie de la tierra.

Este tema me lo han sugerido varias personas que temen a los rayos y pienso que es muy conveniente conocer más sobre este fenómeno tan frecuente de nuestras tardes de verano y que ocasiona tantos daños… aunque también traiga beneficios, en nada despreciables, como veremos después.

Tan frecuente es este fenómeno atmosférico que la superficie de nuestro planeta, la Tierra, es alcanzada por unos 100 rayos cada segundo, y en cualquier momento (ahora mismo, por ejemplo, en que usted lee esta línea) existen unas 2 mil tormentas eléctricas simultáneamente en diferentes países. Las víctimas por rayo o fulguración son cuantiosas; por ejemplo, en Estados Unidos se registra un promedio anual de 87 víctimas fatales y 500 heridos, y en Cuba, alrededor de 65 muertes, según estudios realizados hace unos años, lo que supera con creces el promedio anual de las pérdidas humanas dejadas por tornados, inundaciones y huracanes.

¿Qué es un rayo?

Es una descarga eléctrica que se produce por la aglomeración de cargas eléctricas de distinto signo, entre una misma nube, una nube y otra nube, y la más peligrosa por sus daños: entre la nube y la superficie de la tierra. Esta última variante se produce cuando la carga positiva en la parte baja de la nube de tormenta, llamada cumulonimbus, es atraída por la carga negativa de la tierra, provocándose una inmensa chispa, debido al paso masivo de millones de electrones a esta última. Esta descarga puede desplazarse hasta una distancia de entre 13 a 30 kilómetros de la tormenta, provocar una temperatura de 28.000 °C (o ¡tres veces la temperatura de la superficie del Sol!) en el interior de un canal de un centimetro de diámetro por donde cruza la chispa, con un potencial eléctrico de más de 100 millones de voltios y una intensidad de 20 mil amperes. En el punto de llegada a la tierra, el rayo puede destruir, de acuerdo a su potencia y a las características del suelo, un radio de 20 metros.

¿Qué es el trueno?

Es el ruido o sonido, la onda expansiva, que se produce, debido a que por el canal por donde cruza la chispa se crea un vacio, que es llenado abruptamente por el aire que lo rodea al terminarse ésta, ocasionándose entonces el peculiar ruido, que es replicado por el eco que ocasiona por el rebote de las ondas sonoras en objetos distantes.

Para protegerse de los rayos existen varias medidas sencillas y efectivas.

Por ejemplo, antes de que comience a tronar, observe si el cielo se obscurece por la cercanía de la tormenta eléctrica, si hay relámpagos o el viento aumenta bruscamente. Escuche si hay truenos; si los escucha usted está en un área de peligro potencial. Debe entonces permanecer o dirigirse a un lugar seguro. Estos pueden ser un edificio o un automóvil u ómnibus, aunque en estos caso las ventanas deben cerrarse y usted encontrarse completamente dentro del vehículo. Si cayera un rayo, no le pasaría nada, pues las cargas eléctricas se moverían por fuera del metal, quedando usted dentro de un campo eléctrico nulo dentro del vehículo, lo que se conoce en física como “jaula de faraday”.

La gran mayoría de los accidentes por rayos ocurren en zonas rurales. Eso es debido a que el rayo cae en lo más elevado del terreno, y si usted está de pie en un descampado, o montado a caballo, o en una moto, lo más alto es usted mismo. Por la misma causa, evite buscar refugio en arboledas. Es un gran error lo que lamentablemente hacen algunos muchachos de quedarse dentro del agua nadando en la playa o en una piscina, deben recordar siempre que el objeto más alto sobre la superficie son ellos mismos, y por tanto pueden ser el objetivo de un rayo. Igualmente pasa con los pescadores si se mantienen dentro de un bote: son el objeto más elevado sobre la superficie.

En las zonas rurales, en caso de ser sorprendido por una tormenta eléctrica y haber un edificio o vehículo muy cerca, intentar llegar a él, si se encuentra usted bien cercano al mismo. Asimismo, deberá alejarse de objetos altos (árboles, postes o cualquier objeto que sobresalga), es recomendable buscar una zona que se encuentre un poco más baja que el terreno circundante. Sin embargo, no debe uno resguardarse en cuevas o accidentes geográficos similares, ya que se acumula el aire ionizado y eso aumenta la probabilidad de que conduzca la descarga eléctrica.

Donde quiera que esté, recuerde que las líneas de teléfono, las tuberías de agua, las cercas metálicas, conducen la electricidad; no esté cerca de ellas y jamás hable por un teléfono fijo (conectado a una línea telefónica) mientras esté tronando. Evite bañarse, ducharse o usar agua corriente de la pila mientras se encuentre en una tormenta eléctrica.

Para evitar daños a sus equipos electrodomésticos, desenchúfelos de la toma de corriente, y además al televisor de la antena. Desconecte los módems de la línea telefónica; desconecte además la computadora de la toma de corriente.

Mantenga todas estas medidas mientras dure la tormenta eléctrica, y hasta un rato después de haberse escuchado el último trueno. Siguiendo esos sencillos consejos, usted incrementará su seguridad.

¿Cuáles son los efectos positivos de los rayos?

Imagínense, que nada menos que si no hubiesen existido los rayos ¡no existiría tampoco la vida en nuestro planeta!….. los rayos pudieron haber jugado un papel fundamental en la creación de la vida en la Tierra. El Premio Nobel de Química en 1934, Harold Urey, propuso que la Tierra estaba formada inicialmente por amoniaco, hidrógeno, metano y vapor de agua. Uno de sus alumnos, Stanley Miller, en un experimento en 1950 creó un ambiente conformado sólo con los elementos mencionados, pero hizo pasar a través del mismo una chispa eléctrica para iluminarlo.

De esa manera descubrió con asombro que, habiéndose previamente cerciorado de que ninguna estructura viva existía en el ambiente por él diseñado, encontró que, después de transcurrida una semana, se habían formado ¡aminoácidos!, los componentes de las proteínas y base de la vida.

Recuérdense también los trabajos del científico soviético Alexander Oparin.

Pero, además, ya en cualquiera de nuestros días, encontramos que al caer los rayos, éstos posibilitan que la tierra gane en compuestos nitrogenados, algo sin lo cual no existirían las plantas ni la agricultura.

Y más aun, cuando se producen rayos, ellos generan OZONO, al pasar la chispa eléctrica por la atmósfera; al elevarse en la atmósfera, aunque sea en pequeñas cantidades, contribuye a engrosar el escudo protector de nuestro planeta, que es la CAPA DE OZONO EN LA ALTA ATMÓSFERA.

Otro aspecto positivo, aunque menos tangible, es que se ha calculado que los rayos que se producen durante una tormenta podrían alimentar de energía a una gran ciudad entera durante mucho tiempo… si alguien encontrara la forma de almacenarla. Steve LeRoy, un inventor que se afirma que está pensando en un sistema que lo haga, dice que si se pudiera utilizar esa energía, se le daría electricidad a unas 30 mil viviendas durante un día completo con la energía de un solo rayo.

Así que aunque los rayos son nuestros enemigos, también son nuestros amigos, pues al menos han posibilitado la vida tal como la conocemos en nuestro planeta, la Tierra, además de otros posibles efectos beneficiosos.

Noticias Relacionadas

Videos Youtube

 

Suscríbete a nuestra comunidad
Nombre:
Email:
Acepto la política
de privacidad
Enviar
© 2011 Ozono 21 Generadores de ozono