Home Conócenos El Ozono Partner Contacto
Navegación

Entrevista sobre el OZONO (1ª PARTE)
07.04.2011

Entrevista sobre el OZONO (1ª PARTE)

Revista Primavera 2008 (29/2/2008)

Entrevista al Dr. Cidón Madrigal por Marta Gómez Esteban

El prestigioso Dr. Cidón Madrigal, médico y doctor en Ciencias Biológicas e investigador, con más de 30 años de experiencia clínica, nos habla de su último libro

«Tratado de OZONOTERAPIA»,


el primer trabajo científico publicado en español, que explica la base fundamental de la OZONOTERAPIA.

También nos da su opinión sobre las distintas terapias alternativas que imparte en su consulta y nos habla de su proyectos más inmediatos, entre los que se encuentra una obra en la que retoma el estudio de las dietas.

El Dr. Cidón Madrigal es uno de los especialistas más importantes tanto en el tratamiento de la obesidad y sobrepeso como en medicina biológica. Médico cirujano por la Universidad de Salamanca y Doctor en Ciencias Biológicas por la Universidad Politécnica de Madrid, desarrolla su labor en dos Clínicas que dirige desde hace más de 25 años en Madrid y Salamanca.

El Dr. Cidón ha completado su formación universitaria con un Máster en Dietética y Nutrición por la Universidad de Navarra, un Máster en Acupuntura por la Universidad Complutense de Madrid, es especialista en Homeopatía por la Confederación Internacional de Sociedades de Homeopatía y Bioterapia de Laussane (Suiza), entre otras cosas.

Además de la importante aportación que ha realizado al mundo de la Medicina Natural hay que destacar el gran esfuerzo que ha hecho para transmitir sus conocimientos al público en general, a pacientes y lectores, ajenos al arduo y complicado vocabulario de la Medicina Biológica. Gracias a esta labor que ha plasmado en sus libros, la sabiduría y el conocimiento para mantener una buena salud y llevar una nutrición adecuada está al alcance de cualquiera.

PREGUNTA: SU LIBRO «TRATADO DE OZONOTERAPIA» YA VA POR LA SEGUNDA EDICIÓN... ¿EN QUÉ CONSISTE LA OZONOTERAPIA Y PARA QUÉ SE UTILIZA?

RESPUESTA: La OZONOTERAPIA es el tratamiento con OZONO y el OZONO es un oxígeno trimolecular, son tres moléculas de oxígeno que el organismo utiliza para mejorar muchas reacciones metabólicas. Se consigue una revitalización general a través del OZONO. Cualquier enfermedad es susceptible de ser tratada con OZONO.

Desde enfermedades infantiles, degenerativas, cualquier tipo de enfermedad, el campo es amplísimo. Ahora se ha puesto de moda el uso de la OZONOTERAPIA en el campo del tratamiento de la hernia de disco, por ejemplo, y lo están utilizando mucho los traumatólogos para evitar la cirugía. La técnica de la extracción del núcleo pulposo hoy día ya no se hace y se utiliza el OZONO. Con él se consigue aproximadamente un 90 por ciento de éxito en la cirugía de la hernia de disco y además no implica que, en el supuesto de que no funcione bien, el OZONO luego se pueda operar por los métodos tradicionales. Además de la reumatología, también se usa la OZONOTERAPIA en medicina deportiva. Yo he tenido atletas de élite, jugadores de fútbol de clubes muy importantes, que antes de la competición venían a hacerse OZONO, y con ello mejoraban su rendimiento físico.

P: DE MODO QUE NO ES NECESARIO PADECER UNA ENFERMEDAD PARA RECIBIR OZONOTERAPIA...

R: No, la OZONOTERAPIA es una técnica que se utiliza mucho en medicina preventiva. Por ejemplo, las personas que vivimos en ciudades tan contaminadas como Madrid debemos saber que la proporción de oxígeno que respiramos es de aproximadamente un 12 por ciento, teniendo en cuenta que por debajo del siete por ciento sería incompatible con la vida.

Pero el ser humano está programado para recibir de media una proporción de oxígeno de un 32 por ciento, que es lo que descubrieron unos investigadores en la época del Pleistoceno, a través de unos fósiles de ámbar donde había concentradas unas pequeñas burbujas de oxígeno, que era la proporción de oxígeno que teníamos en aquella época. Entonces, a falta de tener esa proporción de oxígeno podemos suministrar a través del OZONO un aporte extra de oxígeno para mejorar nuestra calidad de vida. Pero siempre que hay una enfermedad degenerativa, la cantidad de oxígeno que existe a nivel tisular es muy pequeña, por eso el OZONO viene muy bien para todo, fundamentalmente como revitalizante general.

P: CUANDO HABLA DE ENFERMEDADES DEGENERATIVAS TAMBIÉN INCLUYE EL CÁNCER...

R: Sí, en el libro «Tratado de OZONOTERAPIA» dedicamos un capítulo al cáncer donde vemos cómo en el tratamiento del cáncer suben los interferones y los natural killer, con lo cual estamos intentando frenar el proceso degenerativo. Es más, el cáncer se desarrolla en un medio anaerobio, es decir, en ausencia de oxígeno. Con el OZONO estamos aplicando oxígeno y estamos aumentando el medio aeróbico. Con lo cual, de alguna manera, estamos destruyendo el tumor porque el tumor necesita un terreno biológico propicio para desarrollarse. De manera que si le damos oxígeno, el tumor no va a evolucionar. Con la OZONOTERAPIA se detiene el crecimiento del tumor y evita su progresión. Pero el OZONO también es el mejor antivírico que se conoce. Su capacidad es tan grande, por su acción oxidante, que es el mejor antibacteriano, antivírico y antimicótico.

De manera que para cada tipo de infección hay una forma de aplicación. Por ejemplo, para la sinusitis hay que insuflar OZONO a través de las fosas nasales para llegar al seno frontal y maxilar, entonces destruimos las bacterias. En las vaginitis, pues de igual manera hacemos una insuflación vaginal. En enfermedades víricas en general, lo introducimos mezclado con la sangre, y dependiendo de la dosis que utilicemos estamos destruyendo o activando.

El OZONO normalmente sigue una ley biológica, que consiste en que pequeñas dosis estimulan y grandes dosis inhiben. Si queremos destruir un virus o una bacteria, metemos dosis muy elevadas. Nosotros, por ejemplo, en pacientes aquejados de hepatitis virales o de otras enfermedades apreciamos que después de la OZONOTERAPIA la carga viral va disminuyendo progresivamente. Pero también activa el sistema antioxidante del cuerpo. Es decir, los sistemas Redox del organismo. El zono activa todo lo que es la glutación peroxidasa, las catalasas y esto nos rejuvenece, nos revitaliza porque es el mejor antioxidante que se conoce. Evidentemente es una contradicción porque el OZONO es un gas oxidante, pero a las dosis que nosotros lo utilizamos tiene el efecto contrario, el efecto antioxidante. Como decía Paracelso: «En la dosis está el remedio». Entonces si usamos dosis pequeñas conseguimos el efecto contrario.

Suscríbete a nuestra comunidad
Nombre:
Email:
Acepto la política
de privacidad
Enviar
© 2011 Ozono 21 Generadores de ozono