Home Conócenos El Ozono Partner Contacto
Navegación

El OZONO, elixir de la eterna juventud
25.11.2010

El OZONO, elixir de la eterna juventud

Los médicos Mariano Corzo y Álvaro Pascual-Leone reivindican el efecto antienvejecimiento de la OZONOTERAPIA

A mediados del siglo pasado, la reina madre de Inglaterra o Charles Chaplin, ya recurrían a las terapias con OZONO.

Lo usaban como tratamiento antienvejecimiento, aunque también buscaban otros efectos terapéuticos generales. En España no comenzó a aplicarse en el campo de la salud hasta aproximadamente 1980.

Hoy, hay quienes consideran el OZONO una suerte de elixir de la eterna juventud. «Te proporciona bienestar general, dinamismo y energía; normaliza el nivel de tensión y de glucosa, aumenta el metabolismo celular, limpia los radicales libres», explica el traumatólogo marbellí Mariano Corzo, quien días atrás intervino en el tercer Congreso nacional de la Sociedad Española de OZONOTERAPIA, celebrado en Oviedo. Tanto el doctor Corzo como su colega valenciano Álvaro Pascual-Leone formaban parte del comité científico del congreso.

Ambos atienden pacientes de toda España. La demanda de los tratamientos antienvejecimiento suele darse a partir de los 60 años. «Por arriba no hay límite de edad», señala Pascual-Leone, neurólogo, quien agrega que «no estamos hablando de un tratamiento para la inmortalidad, pero evidentemente sí que se gana en longevidad y, sobre todo, en intensidad en la vida normal».

La OZONOTERAPIA consiste en el uso terapéutico del OZONO. «El OZONO es oxígeno activado, una verdadera fiera, y propicia que el organismo aumente su capacidad de fabricar sustancias antioxidantes», indica el doctor Pascual-Leone. Estableciendo una metáfora con la oxidación de los metales, Mariano Corzo apostilla que «lo que hace el OZONO es añadir capas para que el hierro no se oxide».

La aplicación del OZONO puede ser local o general. El uso local puede darse en superficie (en la piel) o en el interior, inyectándolo en partes blandas: músculos, discos, articulaciones, úlceras varicosas, úlceras del pie diabético; también para cefaleas muy prolongadas, fibromialgias, procesos reflejos de distintos tipos.

«Nosotros operamos la mayoría de las hernias discales sin abrir, sin grandes incisiones, con OZONOTERAPIA intradiscal», precisa el doctor Corzo, quien emplea con frecuencia el OZONO intradiscal, el láser intradiscal y la coablación. Ésta última se basa en corrientes de alta frecuencia para retraer el disco y que desaparezca la hernia discal. «Opero a muchos futbolistas de hernia de disco con alguno de estos tres procedimientos. La recuperación es extremadamente rápida. La tasa de buenos resultados es superior a la cirugía abierta, en particular a largo plazo», argumenta.

Pero la estrella fundamental del OZONO es el tratamiento antienvejecimiento.

Una terapia intravenosa que «es bactericida, antimicrobiana, antiparasitaria, mata todos los gérmenes», afirma Álvaro Pascual-Leone. Se trata de un tratamiento sistémico, general, que se aplica extrayendo sangre al paciente (unos 150 centímetros cúbicos), mezclándola con OZONO (que penetra en los hematíes) y a continuación devolviendo esa sangre -ya enriquecida- al paciente. «Hay que mezclarla suavemente, lentamente», explica Corzo. «El acto de ozonizarla dura un minuto o un minuto y medio, y el proceso total dura 20-25 minutos», agrega.

Pascual-Leone enfatiza que las terapias antienvejecimiento están adquiriendo un notable auge: «Pueden hacerla médicos internistas, hematólogos, médicos generales, traumatólogos, cirujanos...». Tanto él como su colega subrayan que están hablando de tratamientos casi universalmente aplicables, pues las contraindicaciones son mínimas: se limitan prácticamente a las personas alérgicas a la haba (una alergia muy poco frecuente), a las embarazadas (mayormente por precaución) y a los afectados por trastornos intensos en el proceso de coagulación.

«En España cada vez somos más los médicos que aplicamos la ozonoterapia, calculo que unos 250», indica Mariano Corzo, quien señala que el precio de estos tratamientos es «muy barato». Y especifica: «Un tratamiento puede constar de 20 sesiones, a 100 o 150 euros cada una, o sea, entre 2.000 y 3.000 euros». Inicialmente, se aplican una vez a la semana, «pero luego se aumenta la dosis y se alarga la periodicidad». «Hay quienes de vez en cuando hacen un descanso de unos meses y luego vuelven al tratamiento», señala Pascual-Leone, quien concluye que lo habitual es proseguir con los tratamientos sin límite temporal.

Noticias Relacionadas

Videos Youtube

 

Suscríbete a nuestra comunidad
Nombre:
Email:
Acepto la política
de privacidad
Enviar
© 2011 Ozono 21 Generadores de ozono